domingo, 24 de agosto de 2014

EXPERIENCIA ENCUENTRO DE ORACIÓN 2.014


Ayúdanos Señor a derramar ternura como la derramó San Francisco cuando se encontró con el leproso.

                Un grupo de personas hemos estado durante una semana en el Encuentro de oración que se da cita todos los años en Belalcázar sobre la misma fecha. Este año 2014 ha sido del 15 al 23 de Julio. Mi experiencia personal  ha sido muy satisfactoria. La mayoría de nosotros no nos conocíamos y puedo decir que Dios ha estado con nosotros y nosotros hemos dejado que Dios esté.  Somos personas que buscan a Dios o que ya llevan un camino de seguimiento y de querer estar cerca de él en su vida concreta, muchos comprometidos como franciscanos seglares (OFS).
                Desde mi experiencia personal puedo decir que se ha derramado mucha ternura; sin duda ha sido un regalo de Dios. Hemos orado en la mañana y al caer la tarde unidos en el espíritu de Cristo. También en la oración de la noche donde rezábamos por las necesidades del mundo y las nuestras: por los mayores, por los enfermos, por los que están en la droga, por los perseguidos por su fe, por los que están en el paro. Y todas las mañanas  nos uníamos también a Jesús Eucaristía y así celebrábamos juntos nuestra fe.
                Dios ha derramado ternura sobre nosotros y nos ha contado como era el vivir de San Francisco y Santa Clara: vivir el evangelio, la paz, la pobreza, la oración y la contemplación, la eucaristía y la fraternidad. Vivir el evangelio es el resumen de la vocación de San Francisco, la paz trabajable, deseable, no utopía, posible. La pobreza desposorio que hace Francisco con ella y que le lleva a Dios. Francisco ve que el evangelio  habla de un Jesús pobre. La oración y contemplación de Clara: mira, considera y contempla adorando a Dios en todo.  La Eucaristía continúa presente en el hermano. Y la fraternidad, Dios nos pregunta  “¿dónde está tu hermano?”.

                Hemos compartido trabajos, oficios, servicios. Compartido paseos, experiencias de vida, fe, ilusiones. Gracias Señor, por tantos momentos vividos. 
ESTRELLA

RETIRO ADVIENTO 2.017