CONVIVENCIA DE UN GRUPO DE CRISTIANOS ARJONEROS







CONVIVENCIA DE UN GRUPO DE CRISTIANOS ARJONEROS EN LA CASA DE ORACIÓN DEL CONVENTO DE SANTA CLARA DE LA COLUMNA DE BELALCÁZAR (16, 17 Y 18 DE MAYO DE 2014)

De nuevo, y con un mes de antelación, planificamos el viaje a un destino cierto el Convento de Santa Clara de la Columna de Belalcázar (Córdoba), la fecha el tercer fin de semana del mes de mayo. Una vez más, nuestras queridas hermanas “Clarisas”, con la hospitalidad de un gran amigo, nos abren las puertas de su Casa de Oración, dándonos la oportunidad de encontrarnos con el Señor a través de la oración, de la escucha atenta de su palabra, y de la Eucaristía,  e igualmente nos invitan a una convivencia tranquila entre nosotros y con Ellas.
Somos un grupo de cristianos pertenecientes a la Hermandad del Santo Entierro de Arjona, pueblo natal de la mayoría, aunque todos vivimos, por razones de trabajo, en distintos puntos de Andalucía: Sevilla, Cabra de Córdoba, y Jaén. Resaltar, por un lado,  que todos somos de la misma familia,  bueno la que escribe no lo es pero se siente y la hacen sentir como si lo fuera. Y por otro, que dentro del grupo hay personas que son familiares de Sor Isabel, la Madre Abadesa, e igualmente tenemos la dicha de que otra de las hermanas, Sor Eugenia, también es arjonera.
Este encuentro lo  llevamos a cabo dos veces al año, y lo hemos incorporado a nuestras vidas con mucha alegría y convicción. Se trata de un fin de semana sencillo, corto pero muy intenso en las vivencias, pensamientos, y detalles que se enredan en nuestro corazón dando luz a nuestra existencia.
- El Viernes, día 16, por la tarde, llegamos de distintos puntos  a Belalcázar, y tras darnos un caluroso saludo,  nos  instalamos en la Casa de oración, ya sabéis, nos ocupamos de organizar la casa, la comida, etc. Después compartimos una cena muy agradable en la que charlamos de nuestra vida cotidiana y sin más preámbulos nos retiramos a descansar.
Es verdad que en esta primera tarde, tenemos la suerte de ser siempre visitados por Sor Isabel, nuestra querida Madre Abadesa, momento este que vivimos intensamente, ya que cuando la oímos subir esas empinadas escaleras el corazón nos estalla de felicidad.  Su cara siempre sonriente, a pesar de las dificultades, la dulzura en su forma de expresarse, su abrazo sincero y su actitud en general nos transmite una paz infinita.
-El Sábado, día 17, por la mañana, nos levantamos y salimos fuera del Convento para dar un paseo y  entrar en contacto con la naturaleza, y con las gentes del lugar, con la feliz coincidencia que este fin de semana en Belalcázar se celebraba la Fiesta de los Patios, una fiesta en la que los participantes, abren las puertas de sus casas, de modo gratuito, para que sus patios puedan ser visitados por todo el que lo desee y poder contemplar la belleza de un sinfín de plantas de múltiples variedades, cuidadosa y atractivamente dispuestas, así como para poder disfrutar de los distintos aromas a jazmín, azahar, hierbabuena que estos nos ofrecen. Bueno, no debemos olvidar, que los patios son lugares de encuentro, de esparcimiento que fomentan un modo de vida familiar y colectivo.
Ya por la tarde, tuvimos un primer encuentro con las Hermanas Sor Isabel y Sor Eugenia, en el que Sor Isabel nos propuso la lectura y la posterior reflexión sobre dos textos: uno destinado  a reconocer  la VOZ  DE DIOS, es decir, a identificar lo que realmente viene de Dios y lo que ÉL nos quiere transmitir, y el otro destinado a la BÚSQUEDA DE LA FELICIDAD, a descubrir cómo podemos encontrarla. Las conclusiones a la que llegamos fueron fundamentalmente que:
-       Es Voz de Dios todo lo que llena y da sentido a nuestra vida; la que nos invita a salir de nosotros mismos y nos lanza a los demás; la que nos llama al corazón, al amor, a la generosidad, a la ilusión; la que nos libera del egoísmo; la que nos invita acercarnos a los más débiles, a dar vida, alegría, esperanza y plenitud; y por supuesto, es voz de Dios la que nos invita a ser profundamente felices.

-       Es por ello que Si queremos ser felices debemos buscar en lo más profundo de nuestro ser, abriendo nuestro corazón al Señor, a la buena gente, realizando nuestro trabajo con responsabilidad y ganas con actitud de servicio, abriendo los ojos, los oídos, la sensibilidad, viendo el lado agradable y positivo que tienen todas las cosas, etc.

En definitiva, debemos saber que la única felicidad viene de Dios que nos ha creado para que lo seamos, y con este fin ha puesto a nuestro alcance todos los medios posibles con los cuales el ser humano no tiene que buscar otros recursos artificiales, como las posesiones y las ambiciones,  debemos si queremos ser realmente felices liberarnos de envidias, recelos, suspicacias posibilitando un maravilloso crecimiento interior.
Después de este primer encuentro de reflexión y puesta en común, compartimos con todas las hermanas las Vísperas, es decir, la oración litúrgica de la tarde. El contenido de estas oraciones y ofrendas al Señor, y sus voces angelicales son para nosotros verdadera agua fresca.
Quiero resaltar aquí que de forma espontánea Lola Lara Jiménez, una niña de 13 años de edad, hija de mi queridos amigos Brigi y Pedro, de viva voz dio gracias al Señor por la amistad y compañía de la persona que antes os dije que no era de la propia familia, es decir, la que escribe este texto, lo que causó en mí una gran emoción, alegría y ternura.
-Y llegamos al día del Señor, Domingo 18 de mayo, correspondiente al Quinto Domingo de Pascua, y mientras escuchábamos el Santo Evangelio, recordaba los textos sobre los que estuvimos reflexionando el día anterior. Así en el Evangelio de San Juan, Cristo se descubre así mismo como el “CAMINO” que conduce a la verdadera felicidad, como la única “VERDAD”, que nos hace libres y como la “VIDA”  que no tiene fin, para que gocemos eternamente de la felicidad que ÉL ha abierto para nosotros en su resurrección.
Todo encaja, y el SEÑOR nos dice claramente que en los momentos de difíciles en los que uno se siente triste, deprimido, abatido, desanimado, abandonado, etc., siempre hay mil razones para creer que el sol volverá a brillar. Ese sol es Jesús, el Resucitado. Él es nuestra esperanza en esos momentos oscuros y difíciles. "Creed en mí", nos dice el propio Jesús. “Acercaos a él, nos dice San Pedro, Jesús es la piedra angular de nuestra vida, de nuestras comunidades, "el que crea en ÉL no quedará defraudado."
Después del disfrute que nos proporcionó oír el Evangelio, celebramos una comida fraterna en honor a Sor Jacinta, que hacía poco tiempo que había celebrado su profesión de votos temporales. Esta hermana es un sol de primavera, siempre sonriente y alegre a la que le encanta nuestro folklore. Le arrancamos unas palabras sobre todo lo que pasó por su cabeza y su corazón el día en el que se reafirmó en su vocación, y pudimos comprobar que no tiene duda alguna para decir SÍ al Señor con una fe inquebrantable. Bueno, en cuanto del resto de las Hermanas: Sor Carmen, Sor Mª Jesús, Sor Pepita, Sor Ángeles, Sor Catalina, Sor Corazón, Sor Victoria, Sor Verónica, Sor Eugenia, son para nosotros ejemplo de humildad, de amor, de paciencia, de alegría, de conciliación, cualquier conversación con ellas por muy corta que sea, merece la pena, pues están llenas de la sabiduría de Dios. En definitiva, fueron momentos muy agradables para el recuerdo que valoramos y consideramos como un verdadero privilegio.
Tras el almuerzo, llegaba el momento de la despedida, ¡qué rápido ha transcurrido todo!, imposible parar el tiempo, tenemos que volver a nuestras vidas cotidianas, a nuestras obligaciones y responsabilidades, pero queridos amigos y amigas nos vamos llenos de ilusión, sabiendo que Él nos quiere y que nos quiere libres y felices, además nos da las pautas para conseguirlo.
Damos las gracias una vez más a nuestras  queridas hermanas, gracias por su alegría y generosidad para con nosotros. Os queremos.
Jaén, 20 de mayo de 2014

Mª de la Cabeza Mena

Entradas populares de este blog

RETIRO ADVIENTO 2.016